Laboratorios Vilardell

Desde 1934, a tu lado
Laboratorios Vilardell es un proyecto fundado en 1934 por Joan Vilardell Garriga en la rebotica de la Farmacia Vilardell, situada en el número 650 de la Gran Vía de las Cortes Catalanas de Barcelona.

Joan Vilardell i Garriga

Farmacéutico innovador

Joan Vilardell y Garriga, Doctor en Farmacia, nació en Barcelona el 23 de marzo de 1899. Era el pequeño de dieciocho hermanos. Tras quedar huérfano de padre y madre con tan sólo 18 años, trabajó de varios oficios, entre otros, de aprendiz de farmacia, y de esta manera pudo pagarse sus estudios de farmacia hasta licenciarse el 1926 y posteriormente doctorarse en 1927.

El 18 de abril de 1928 adquiere, del Doctor Lluís Amargós y Bertran, la titularidad de la farmacia situada en el número 650 de la Gran Vía de las Cortes Catalanas de Barcelona.

Inicios de la Farmacia del Dr. Joan Vilardell

Especialidades farmacéuticas

Entre los años 1928 y 1935 hubo períodos en que la farmacia estaba abierta las 24 horas, con 22 trabajadores. Al estallar la Guerra Civil le incautan la farmacia y termina trabajando como técnico farmacéutico para “Productos Permanyer” hasta finalizar la guerra.

Como muchos otros farmacéuticos barceloneses, el Dr. Joan Vilardell inicia la preparación de especialidades en el laboratorio anexo a la oficina de farmacia. Empieza a preparar especialidades farmacéuticas propias, inicialmente y hasta obtener la licencia de su propio local en 1934, las elabora el laboratorio anexo de la farmacia de su amigo Jaume Ciurana.

Inicios de la Farmacia del Dr. Joan Vilardell

Especialidades farmacéuticas

Como muchos otros farmacéuticos barceloneses, el Dr. Joan Vilardell inicia la preparación de especialidades en el laboratorio anexo a la oficina de farmacia. Empieza a preparar especialidades farmacéuticas propias, inicialmente y hasta obtener la licencia de su propio local en 1934, las elabora el laboratorio anexo de la farmacia de su amigo Jaume Ciurana.

Inicios de la Farmacia del Dr. Joan Vilardell

Especialidades farmacéuticas

Como muchos otros farmacéuticos barceloneses, el Dr. Joan Vilardell inicia la preparación de especialidades en el laboratorio anexo a la oficina de farmacia. Empieza a preparar especialidades farmacéuticas propias, inicialmente y hasta obtener la licencia de su propio local en 1934, las elabora el laboratorio anexo de la farmacia de su amigo Jaume Ciurana.

Un logotipo con historia

El icono de nuestro logotipo es la insignia original con la que se sellaban documentos en la antigua Farmacia Vilardell. Corresponde a las siglas de su fundador Joan Vilardell i Garriga (JV) y han sido conservadas en homenaje a su persona y para no perder nunca de vista nuestros orígenes.

Un logotipo con historia

El icono de nuestro logotipo es la insignia original con la que se sellaban documentos en la antigua Farmacia Vilardell. Corresponde a las siglas de su fundador Joan Vilardell i Garriga (JV) y han sido conservadas en homenaje a su persona y para no perder nunca de vista nuestros orígenes.

La Farmacia Vilardell, un local modernista

La farmacia, un establecimiento modernista en pleno corazón del ensanche barcelonés con uno de los conjuntos más completos de mobiliario farmacéutico de la Ciudad Condal. Mobiliario de madera tallada con motivos florales, animales y geométricos, lámparas metálicas, paneles exteriores y hasta un mostrador principal diseñado por Antoni Gaudí, en su etapa inicial.

Ver imágenes

Un local modernista

La farmacia, un establecimiento modernista en pleno corazón del ensanche barcelonés con uno de los conjuntos más completos de mobiliario farmacéutico de la Ciudad Condal.

Ver imágenes

El origen de nuestros productos

La Farmacia Vilardell llegó a tener un vademécum con unas 15 especialidades farmacéuticas, de las cuales las más conocidas y que han perdurado a lo largo del tiempo son los Supositorios de Glicerina Vilardell para el estreñimiento, los polvos Dentsana para la limpieza y blanqueamiento de los dientes, las Polipeptonas yodadas para el asma, el Silican para la acidez gástrica, el ungüento Monei para las hemorroides, el Neometilén para las infecciones de las vías urinarias, el Yodo Vera, el Yodo Vera arsenical y el Codofán para la tos , entre otros. Todas ellas llegaron a tener una gran demanda comercial.

El origen de nuestros productos

La Farmacia Vilardell llegó a tener un vademécum con unas 15 especialidades farmacéuticas, de las cuales la más conocida y que ha perdurado a lo largo del tiempo son los Supositorios de Glicerina Vilardell para el estreñimiento.

Espíritu innovador

El empuje y el espíritu innovador, junto con su vocación de mejorar la calidad de vida de las personas, determinaron al Doctor Joan Vilardell a crear productos y soluciones novedosas que respondieran a las necesidades de la sociedad de la época. Como “El botiquín del automovilista”, unos maletines que eran botiquines de viaje para el coche. O como los “Equipos Roseflor”, unas cajas de madera que contenían todo el material necesario y previsible para atender los partos a domicilio.

Espíritu innovador

El empuje y el espíritu innovador, junto con su vocación de mejorar la calidad de vida de las personas, determinaron al Doctor Joan Vilardell a crear productos y soluciones novedosas que respondieran a las necesidades de la sociedad de la época. Como “El botiquín del automovilista”, unos maletines que eran botiquines de viaje para el coche. O como los “Equipos Roseflor”, unas cajas de madera que contenían todo el material necesario y previsible para atender los partos a domicilio.

La mejor fórmula del Doctor Joan Vilardell

Los Supositorios de Glicerina Vilardell

La primera especialidad que preparó el Dr. Joan Vilardell fueron los Supositorios de Glicerina Vilardell para Adultos a finales de la década de los años veinte del siglo pasado. Y desde entonces no se ha interrumpido su producción y comercialización. Este producto, insignia durante más de 85 años del Laboratorio Vilardell, ha sobrevivido cuatro generaciones y aún a día de hoy es uno de los laxantes más vendidos en el país.

Más adelante se empezaron a producir los formatos para niños y lactantes, que completan la gama de Supositorios Vilardell, para cubrir las necesidades de toda la familia. Su presentación ha variado considerablemente con el tiempo pero su fórmula se mantiene intacta.

La mejor fórmula del Doctor Joan Vilardell

Los Supositorios de Glicerina Vilardell

La primera especialidad que preparó el Dr. Joan Vilardell fueron los Supositorios de Glicerina Vilardell para Adultos a finales de la década de los años veinte del siglo pasado. Y desde entonces no se ha interrumpido su producción y comercialización. Este producto, insignia durante más de 85 años del Laboratorio Vilardell, ha sobrevivido cuatro generaciones y aún a día de hoy es uno de los laxantes más vendidos en el país.

Publicidad

Durante décadas, la publicidad farmacéutica no estuvo regulada y esto permitía creaciones muy elaboradas, con mensajes que a día de hoy serían impensables. El diseño, el cartelismo y las corrientes artísticas y comerciales de cada época se pueden ver plasmados también en la publicidad farmacéutica del siglo XX. Desde cromos hasta carteles inmensos, se repartían entre consumidores, médicos y boticarios.

Aún se conservan multitud de muestras de publicidad de la farmacia del Dr. Joan Vilardell de diferentes épocas, como se puede observar, por su evolución tanto desde el punto de vista del diseño de los carteles como del tipo de información que aportan.

Ver imágenes

Publicidad

Aún se conservan multitud de muestras de publicidad de la farmacia del Dr. Joan Vilardell de diferentes épocas, como se puede observar, por su evolución tanto desde el punto de vista del diseño de los carteles como del tipo de información que aportan.

Ver imágenes

De la rebotica al laboratorio

La industrialización

En 1965 una ley obliga a los laboratorios anexos a oficinas de farmacia a establecerse como entidades independientes. A raíz de ello, el Dr. Joan Vilardell traslada todas las instalaciones productivas y almacenes a un nuevo laboratorio edificado en Esplugues de Llobregat. Allí se empieza la producción industrializada de los Supositorios de Glicerina Vilardell y se consolidan como producto referente de los Laboratorios Vilardell. A partir de este momento, la Farmacia Vilardell, se dedica exclusivamente a la función de oficina de Farmacia.

De la rebotica al laboratorio

La industrialización

En 1965 una ley obliga a los laboratorios anexos a oficinas de farmacia a establecerse como entidades independientes. A raíz de ello, el Dr. Joan Vilardell traslada todas las instalaciones productivas y almacenes a un nuevo laboratorio edificado en Esplugues de Llobregat. Allí se empieza la producción industrializada de los Supositorios de Glicerina Vilardell y se consolidan como producto referente de los Laboratorios Vilardell. A partir de este momento, la Farmacia Vilardell, se dedica exclusivamente a la función de oficina de Farmacia.

De generación en generación

Un negocio familiar

El proyecto iniciado por el Dr. Vilardell continúa, tras su fallecimiento en 1968 de la mano de su hija Clara Vilardell Albareda, licenciada en Farmacia por la Universidad de Barcelona. Ejerció más de 35 años como farmacéutica titular en la Farmacia Vilardell, compaginando sus responsabilidades con las de los Laboratorios Vilardell. Durante esta época, en 1985, inicia una profunda restauración y rehabilitación de la farmacia para recuperar y preservar el patrimonio del establecimiento.

En el año 2004, al retirarse del ejercicio profesional, la farmacia cierra definitivamente. Su hija, Clara Oller Vilardell, queda al frente de la gestión de los laboratorios hasta la actualidad, consolidando el modelo iniciado por su abuelo.

De generación en generación

Un negocio familiar

El proyecto iniciado por el Dr. Vilardell continúa, tras su fallecimiento en 1968 de la mano de su hija Clara Vilardell Albareda, licenciada en Farmacia por la Universidad de Barcelona. Ejerció más de 35 años como farmacéutica titular en la Farmacia Vilardell, compaginando sus responsabilidades con las de los Laboratorios Vilardell.

Un Laboratorio del siglo XXI

Clara Oller Vilardell, al frente de la dirección de los Laboratorios Vilardell desde el año 1984, optimiza el modelo productivo de los Supositorios de Glicerina Vilardell y gracias a los buenos resultados, en 1994, en un proceso constante de crecimiento y modernización, el laboratorio se traslada a Sant Feliu de Llobregat, a unas instalaciones mucho más en concordancia con las necesidades actuales, tanto desde el punto de vista técnico como productivo.

Un Laboratorio del siglo XXI

Clara Oller Vilardell, al frente de la dirección de los Laboratorios Vilardell desde el año 1984, optimiza el modelo productivo de los Supositorios de Glicerina Vilardell y gracias a los buenos resultados, en 1994, en un proceso constante de crecimiento y modernización, el laboratorio se traslada a Sant Feliu de Llobregat, a unas instalaciones mucho más en concordancia con las necesidades actuales.

El futuro de la Farmacia Vilardell

Donación a Concordia Farmacéutica

Con el cierre de la farmacia, Clara Vilardell dona todo el patrimonio artístico y cultural del establecimiento a la Fundación Concordia Farmacéutica, con el objetivo de evitar su dispersión y de salvaguardarlo, dando a conocer el patrimonio de la Farmacia Vilardell a través del Museo de la Farmacia Catalana de la Universidad de Barcelona. Quien próximamente lo incorporará a las nuevas instalaciones que el museo tendrá el Parque Científico de Barcelona. Asegurando así, que podrá ser exhibido, contemplado y estudiado por todos los que quieran disfrutar del extraordinario y singular mobiliario farmacéutico catalán de finales del siglo XIX.

El futuro de la Farmacia Vilardell

Donación a Concordia Farmacéutica

Con el cierre de la farmacia, Clara Vilardell dona todo el patrimonio artístico y cultural del establecimiento a la Fundación Concordia Farmacéutica, con el objetivo de evitar su dispersión y de salvaguardarlo, dando a conocer el patrimonio de la Farmacia Vilardell a través del Museo de la Farmacia Catalana de la Universidad de Barcelona.